7.2.08

Última reunión del Rincón del caracol













Nos juntamos (los caracolillos) en la casa (una chulada) de Álvaro, o por lo menos donde reside. Con ello dábamos comienzo a una idea reiteradamente comentada con anterioridad que era la de romper el “sacrosanto” domicilio privado de cada uno. La idea parecía clara: Profundizar en el tema de la sexualidad masculina, e intentar aprender a cuidarnos un poquito. Se solicitaba ropa cómoda y algo de comer para compartir.
Todo indicaba que íbamos a continuar el taller sobre cuidado que introducirían Poldo y Chicho, …. no sé porque,… pero los derroteros fueron por otro lado. Merendamos (excelente el queso asturiano, también la piña pasada, etc., etc.) y hablamos:

- Que si dimos, en la reunión con mujeres del martes, la talla o no;
- …. que cómo abordar un mejor mecanismo de representación en GHA;
- … la institucionalización;
- … el “no morir de éxito” antes de haber nacido como mov. real;
- …..La utilización y el protagonismo público del mov de hombres y los problemas de contraposición con el mov de mujeres.
Quitarse la palabra, no respetar el tiempo de expresión del “otro” parece machista, pertenece al mundo del emplazamiento que produce “el” que tenemos enfrente Modelo de confrontación habitual en la izquierda. Sí. No. Bueno…

Parece que el calorcillo del vino nos llevó a una explosión de diferentes planteamientos y entre otras cuestiones a la expresión de la necesidad de encontrar las cualidades de la mujer que parece llevamos dentro. El desarrollo del concepto “hombres feministas”. La necesidad de acciones para conseguir
el empoderamiento de las mujeres y los necesarios planos de igualdad. La deconstrucción…Habermans.

¿Quiero ser un hombre? ¿Persona?

¿Tendremos que ser ayudados por las mujeres en nuestro acercamiento personal? En cuanto movimiento parece claro que no:… Nuestro espacio es otro. Nos corresponde a nosotros. Expresar como me siento (la expresión de esto) no me saldría con mujeres; … En cuanto personas es posible que parte de ese camino no lo podamos hacer solos y nos tengan que tutelar. Nuestra opinión cuenta para ellas. No a la construcción del hombre al margen de las mujeres, somos complementarios.
Vivimos en una imposición social. ¿Sólo hombres (en cuanto mov.) y sólo mujeres (en cuanto mov.) por otro lado?; No; Somos complementarios; ……

Y varias cosas más….

Ni acuerdos, ni decisiones. Sencillamente encontrándonos.

6 comentarios:

Amaro dijo...

Agradecer a los Karakolillos por estos momentos de "hombres", por los cuidados, la ternura, el feminismo...

Ya lo decían ellas el siglo pasado... "Lo personal es político"

José V. Cos dijo...

Pues sí, estoy de acuerdo. Es mas creo que sólo desde lo personal -porque todo es político- y desde esa esfera o perspectiva podremos ir rompiendo e ir reconstruyendo el ideario masculino que transgreda el discurso y el constructo del sistema patriarcal que nos ha tocado vivenciar.
Entender que nuestra vida privada es política también que hay que atenderla con modelados no conservadores y que - lo más incomodo- hay que modificarla negando y cambiando los privilegios que nos sitúan por encima de otros seres humanos sólo por haber nacido sexuados masculinamente.
Mientras demos la espalda a lo que ocurra en casa no estaremos personalmente en buena posición para ir provocando el cambio.
Un saludo grande.
Cos

hojalata dijo...

Es necesario que se nos vea y que salgamosa la calle. Que tengamos una rutina de hacernos visibles.El trabajo de reeducación de cada uno es omprtante y necesario; pero hayque enseñar quesomos hombres de otra manera a la que nos hanenseñado. Cada uno de nosotros enenmos una responsbilidad para nuestro propio cambio y tambien la responsabilidad de enseñar ese cambio,no solo en nuestro entorno sino en todo lo que en la vida social nos convcierne.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo que hay que mostrar otras masculinidades. ¿Cuales y donde estan? ¿No es el trabajo personal la base de ese cambio que se quiere mostrar? ¿Porque hacer distinciones entre lo publico y privado? ¿como salimos a la calle? ¿Es suficiente una pancarta para mostrar que somos "hombres de otra mamera"?

José V. Cos dijo...

Completamente de acuerdo con Hojalata y con Anónimo Es necesario que se nos visualice en la calle. “El trabajo de reeducación” (me parece muy acertada la forma que has tenido de decirlo) pasa por lo personal o introspección; también por el espacio que nos rodea ¿quizás el más familiar? Ese me parece un espacio especialmente duro, ya que es el lugar, donde quizás en primer lugar tenemos que intentar eliminar privilegios acumulados y realizar practicas de igualdad (compañer@ e hij@s) Y creo que es “el espacio” ,especialmente duro, por el despojo de nosotros mismos que tenemos que realizar.
Hacernos visibles también en la calle. ¿Somos hombres de otra manera a la que nos han enseñado? Quizás en los aspectos más gruesos del machismo patriarcal sí, pero desgraciadamente no creo que vayamos mucho más allá.

Y a todo esto ¿a la calle? Claro, que ya es hora de pasearnos a cuerpo y mostrar …el trabajo personal en lo privado, en lo público, en la calle, en la pancarta, … como la base de ese cambio tenemos que mostrar y construir.

Con afecto.
Jose Cos

Amaro dijo...

Aupa Colegas:

Me gustan vuestros comentarios, estoy de acuerdo que hay hacer publicas las nuevas formas de entendernos como hombres, Cos tiene razon este trabajo no ha hecho mas que empezar y en mi opinión lo público y lo privado son el espacio donde hay que desaprender a ser los hombres que somos. Creo que aproximarnos al feminismo(s) es lo que nos permite dar el salto idelologico para deconstruir el machismo cotidiano y el seximo secular. Renunciar al "falonarcicismo androcentrico" e instalarnos en el compromiso sin tregua de hacerme(nos) otra persona me parece un buen principio...