27.12.07

Los chicos tambien lloran


Nosotros y la opresión genérica, cositas que he copiado del libro "Los chicos también lloran" compilado por Carlos Lomas. Ed. Paidos.

El que este libre de pecado que tire la primera piedra o mejor deje un comentario ;)

  • Los hombres y las mujeres son sustancialmente diferentes, los hombres son superiores a las mujeres, y los "hombres de verdad" lo son también a cualquier hombre que no se ajuste a las normas aceptadas como ineludibles de la masculinidad dominante.

  • Cualquier actividad, actitud o conducta identificada como femenina, degrada a los hombres que las aceptan.

  • Los hombres no deben sentir (o, en su caso, expresar) emociones que tengan la más mínima semajanza con sensibilidades o vulnerabilidades identificadas como femeninas.

  • La capacidad y el deseo de dominar a los demás y de triunfar en cualquier competencia son rasgos escenciales e ineludibles de la identidad de todos los hombres.

  • La dureza es uno de los rasgos masculinos de mayor valor.

  • Ser el sostén de la familia es central en la vida de cada hombre y constituye un privilegio exclusivo de los hombres.

  • La compañía masculina es preferible a la femenina, excepto en la relación sexual. Esta última es virtualmente la única vía masculina para acercarse a las mujeres, y permite tanto ejercer el poder como obtener el placer.

  • La sexualidad de los "hombres de verdad" es un medio de demostrar la superioridad y el dominio sobre las mujeres y, al mismo tiempo, un recurso fundamental para competir con los demás hombres.

  • En situaciones extremas, los hombres debemos matar a otros hombres o morir a manos de ellos, por lo que declinar hacerlo en caso necesario es cobarde y consecuentemente demuestra poca hombría y escasa virilidad.

4 comentarios:

Amaro dijo...

Mirando pa dentro muchas de estas definiciones estan operativas en mi. Renuciaremos a estos privilegios?

aXeBra dijo...

Y lo triste es que aún hay muchísimos hombres de generaciones relativamente jóvenes que se creen y viven convencidos de una o varias cuestiones ahí expuestas...

Ritxar dijo...

Una de las cuestiones que me parecen más fascinantes de los seres humanos es la diversidad y la variabilidad. A pesar de existir modelos de masculinidad tradicionales o históricos, también exiten hombres concretos que son pacíficos, sensibles, responsables en su paternidad...Y con eso me quedo, con la maravilla de los hombres que han ido cambiando a lo largo de la historia...Y de todas las mujeres que han luchado y de las que tanto hemos aprendido (y seguiremos).

Besos a todos, besos a todas...

MUAH!

Anónimo dijo...

De este libro, uno de los capítulos que más me ha gustado, es el del estudio de las actitudes y concepciones de los adolescentes europeos en torno a la masculinidad, que lleva por título LAS MASCULINIDADES EN LA NUEVA EUROPA: DE LA HOMOFOBIA A LA ETICA DEL CUIDADO DE LAS DEMAS PERSONAS por Fernando Barragán Medero y que se encuentra también en internet:

http://www.hombresigualdad.com

Un saludo.